Conectate con nosotros

Consejos

Mapa mental: 10 maneras de mejorar el aprendizaje

Mantener la atención de sus alumnos en un entorno de clase típico tiene sus desafíos. Los estudiantes a partir de los seis años ya saben cómo usar aplicaciones en dispositivos móviles, navegar por Internet, usar las redes sociales, transmitir contenido en línea, jugar juegos, hacer video llamadas y más.

Viven en un mundo digital de alta velocidad y en constante evolución. Y ese mundo afecta a lo que prestan atención y cómo aprenden.

Eso significa que, como docente (facilitador), debe idear nuevos enfoques de enseñanza para ayudar a sus alumnos a absorber nueva información. Esto puede parecer un desafío abrumador, pero hay cosas que puede hacer para involucrar fácilmente a sus estudiantes.

Una de esas cosas es el mapa mental. El mapa mental es una forma de organizar la información visualmente. Comienzas con un concepto amplio que se ramifica en otros temas y términos relacionados con él. Los mapas mentales son herramientas de aprendizaje eficaces porque son interactivos y visuales.

Aquí hay diez formas en que el mapeo mental ayuda a los estudiantes a concentrarse y aprender. Pero primero, aprenda cómo comenzar.

¿Porqué un mapa mental?

por qué un mapa mental

El enfoque digital o tradicional:

Para crear crea un mapa mental digital obviamente debes usar una computadora o dispositivo móvil con una herramienta de diseño en línea. Por lo general, comienza con una plantilla de mapa mental que los estudiantes pueden personalizar en línea o imprimir como folletos para ayudarlos a comenzar. Estas plantillas únicas de mapas mentales animan a los estudiantes a expresarse creativamente sin ninguna restricción.

El enfoque tradicional del mapa mental consiste esencialmente en dibujar a mano en papel, la pizarra o una pizarra. Este sigue siendo útil porque se puede hacer en cualquier momento, lo que permite a los estudiantes tomar notas, hacer una lluvia de ideas sobre el terreno, colaborar con sus compañeros y más.

En definitiva, el valor real de los mapas mentales es su versatilidad permitiéndoles a sus estudiantes razonar, pensar y resolver problemas de manera que tengan sentido para ellos. Fomenta su creatividad y, dado que son visuales, son más fáciles de recordar.

Entendido lo anterior, aquí hay 10 formas de usarlos con sus alumnos:

 

1. Ayuda a los estudiantes a aprender nuevos conceptos fácilmente.

Los estudiantes tienen que aprender constantemente nuevos conceptos y aplicarlos. Pero no quiere que simplemente memoricen fechas, hechos y frases. Desea que comprendan realmente los conceptos que está cubriendo, para que puedan aplicarlos más adelante en la vida.

Se puede crear un mapa mental para describir cómo un concepto se divide en sus partes, qué significan esas partes y cómo se unen entre sí. Este enfoque ayuda a los estudiantes a comprender cosas nuevas de manera que tengan sentido para ellos, permitiéndoles retener nueva información por mucho más tiempo.

Fuente

2. Promuve la creatividad y el enfoque individual.

Los mapas mentales son una forma de autoexpresión creativa. Los estudiantes pueden expresarse de manera no estructurada, incluso si están trabajando en algo sencillo. Las actividades que no son necesariamente emocionantes para los estudiantes, como crear una lista de tareas o reflexionar sobre sí mismo, son mucho más atractivas cuando se les permite a los estudiantes ser creativos.

Fuente

Esta salida para la expresión creativa ayuda a los estudiantes a conectarse con su trabajo, recordar lo que están aprendiendo y los mantiene comprometidos. También es una forma de desviarse de la estructura integrada en la mayoría de los entornos de aprendizaje.

3. Sirve como un banco de recursos digitales.

Una de las ventajas de un mapa mental digital es que puede incluir enlaces a otros recursos en línea. A medida que el mapa mental de su estudiante comienza a ramificarse, puede vincularse a sitios y recursos que proporcionan información aún más detallada. Los instructores también pueden crear un mapa mental digital para compartir en línea con todo el aula, para utilizarlo como herramienta de recursos.

Este tipo de mapa mental se puede mantener como una biblioteca de referencia visual que se puede agregar constantemente a la que los estudiantes pueden visitar.

Fuente

4. Impulsar la participación en el aula.

La enseñanza puede y debe involucrar la participación de los estudiantes. Hacer que los estudiantes compartan sus opiniones o discutan un tema puede ser difícil. Puede comenzar con un mapa mental en el pizarrón con los aportes de los estudiantes. Es una excelente manera de validar las ideas de sus alumnos y hacer que se sientan cómodos pensando abierta y críticamente.

 También funciona como una forma de aprendizaje entre pares , donde los estudiantes amplían sus perspectivas al escucharse unos a otros. Por último, este enfoque es una forma de guiar el pensamiento de sus alumnos, para que lleguen a conclusiones importantes ellos mismos.

5. Un método efectivo para tomar notas.

Tomar notas convencionales es complicado para la mayoría de los estudiantes. ¿Cómo deciden qué escribir y qué dejar fuera? ¿Copian lo que está en la pizarra o escuchan lo que dice el maestro?

En otros casos, los estudiantes miran un documental, un clip de YouTube o una charla en línea, y necesitan determinar los puntos más importantes.

El mapa mental funciona excelente como una forma de tomar notas, ayuda a organizar diferentes conceptos y a unir las cosas mucho más rápido. Ayuda a los estudiantes a priorizar la información y nuevamente, establecer una jerarquía para esa información. 

6. Mejorar la colaboración con los compañeros de clase.

El objetivo de las tareas grupales, es la inclusión con los estudiantes, escucharse unos a otros y trabajar juntos. Cuando deciden cómo abordar las tareas, ya sea elegir un tema o pensar en la forma que se llevará a cabo la misma, un mapa mental puede ayudarlos a comenzar.

Pueden comenzar enumerando las posibilidades, enfocarse en lo que es más práctico y luego decidir los siguientes pasos y la división de tareas.

7. Proporcionar un proceso para estudiar literatura.

Por lo general, leer poemas, cuentos y novelas requiere que el alumno comprenda una amplia gama de conceptos e ideas. Hacer un seguimiento de los personajes, metáforas y motivos podría no ser fácil. El mapa mental puede ayudar a los estudiantes a visualizar las conexiones entre entornos, personajes, metáforas y más.

Pueden comparar las diferencias entre los personajes y la configuración para ayudarlos a comprender mejor los detalles esenciales. También pueden desarrollar temas que explora la obra literaria.

8. Una plataforma para crear esquemas de ensayos.

Elaborar un ensayo requiere algo de planificación. Un mapa mental puede ayudar a desglosar ideas amplias en temas específicos, conduciendo a argumentos y luego apoyando puntos. También será mucho más fácil comparar argumentos y evitar que se superpongan, pero también permanecer relacionados.

Fuente

9. Un enfoque alternativo para estudiar para los exámenes.

Ya sea para estudiar historia, inglés, matemáticas, arte u otra cosa, un mapa mental puede ayudar a organizar temas y conceptos. Crear un conjunto visual de notas de estudio ayuda a reforzar lo esencial detrás de un tema y más.

10. Proporcione una manera de establecer metas, resolver problemas.

Como práctica personal, los estudiantes pueden usar mapas mentales para problemas. Estos problemas pueden ser desafíos que enfrentan para completar la tarea, mantener el enfoque durante la clase o en casa, apegarse a una rutina y más.

Fuente

Proporcionar a los estudiantes la autonomía para resolver sus propios problemas es empoderador y esencial para sus habilidades de liderazgo.

0 0 Votar
Article Rating

Si te gusto, comparte esta artículo:

Clic para comentar
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Publicidad
Arriba
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x